Curiosidades

La curiosa cláusula de jugador uruguayo para ausentarse por ir a conciertos

​Santiago López, conocido como ‘Bigote’ de cariño, es uno de los referentes y capitán del Villa Española de Uruguay, club con el que ha renovado su contrato, con una cláusula especial ampliada que le permiten ausentarse cuando quiera para ir a los conciertos de sus artistas favoritos, hecho que se ha vuelto viral en las últimas horas.

Es que la curiosa medida que tiene su contrato establece que ‘Bigote’ López tiene la libertad de poder faltar, sea a un entrenamiento o a un partido en el caso de querer ir a un concierto de “Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota”, o de otros grupos como “Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado” (actual grupo del Indio, líder de los Redonditos) o Saky Beilinson (histórico guitarrista de ‘Los redondos’).

Esta cláusula, que ya la tenía su contrato anterior, ahora se ha ampliado no solo a lo que grupos respecta, sino además que el jugador podrá hacer uso de la misma a pesar de todo e incluyendo si esas bandas tocan en su país o en el exterior.

La información la terminó revelando el mismo club, el mismo que se la tomó de buena manera y hasta publicó en Twitter parte del contrato del jugador donde aparecen estas medidas especiales.

Santiago López tiene 37 años y es uno de los históricos de este club, no solo por su entrega en las canchas sino además por aspectos sociales, lo que ha llevado al equipo a darle ciertos privilegios.

You May Also Like

General

Curiosidades

Una auténtica conmoción se ha desatado entre muchos aficionados bilbaínos en los últimos días. Su whatsapp echa humo con un vídeo viral en el...

Internacionales

Pogba y su renovación con el Manchester United o su salida del club. Mucho se habló el pasado verano de su marcha, pero ahora...

Champions League

El partido que el Atlético de Madrid logró llevarse ante el AC Milan en la Liga de Campeones, en San Siro, sigue coleando. En especial en Italia, donde no sentó...

Copyright © 2022 Futbolizados

Salir de la versión móvil